Dexter

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·12/27/2007

Había comenzado a ver la serie Dexter por casualidad. Un amigo me dijo: tienes que ver esta serie pero yo iba ya por el sexto capítulo de la primera temporada. Dexter es una de las pocas series que tiene un argumento que se sale de lo normal. Lo normal es ver la serie de un asesino en serie y punto. O bien el bueno contra el malo. Pero Dexter va más allá.

Todo comienza con Dexter Morgan, un forense experto en salpicaduras de sangre del Departamento de Policía Metropolitana de Miami. Para entonces Dexter tuvo una infancia un poco jodida: matan a su madre en un contenedor con una sierra eléctrica estando él dentro, amen del resto de cosas que tuvo que sufrir luego en su niñez y adolescencia. Tan pronto como su padre adoptivo Harry, un policía honesto, descubrió que Dexter era un chico “especial” pero que demostraba señales de comportamiento sicopático, matando mascotas del barrio, comenzó a enseñarle cómo ocuparse de sus impulsos violentos. Le enseñó a matar sin dejar rastros, también le enseñó como aparentar normalidad entre la sociedad y a cómo canalizar sus ansias de matar y siempre hacerlo para cumplir “el bien” siguiendo unos códigos de honor. El código de Harry es un conjunto reglas inquebrantables que le enseñó para que pueda controlar, enmascarar y canalizar los impulsos de matar.

Según Harry, Dexter ha aprendido de la vida, de lo bueno y lo malo esta serie de reglas:

  1. Recordar la regla número 1: ¡NUNCA dejarse atrapar!
  2. Matar inocentes NUNCA esta permitido.
  3. Siempre tomarse un tiempo y asegurarse que es la persona correcta. EVIDENCIA.
  4. Ser extremadamente cauto con el asesinato y lo más importante la ¡PREPARACIÓN!
  5. Recuerda: TÚ controlas las ansias de matar, ellas no te controlan a ti.
  6. Falsear las emociones y normalidad para encajar.
  7. Cuando tomes un examen psicológico, siempre responder las preguntas con la respuesta opuesta de lo que crees que sientes.

Y sobre la muerte:

  1. Que es real, y que le pasará a todo el mundo. Sólo es cuestión de cómo y porqué pasa.

En sí toda la historia de Dexter no es más que el trabajo de su padre. Todo Dexter se basa en estos códigos, del amor y protección que Harry tuvo por Dexter y todo el esfuerzo que tuvo que soportar para lograr que Dexter no cometiera errores graves en su vida. Dexter no mata personas inocentes, siempre mata asesinos en serie, o asesinos que han saltado el sistema legal. En muchos casos, Dexter hará que estos no vayan a la cárcel para luego él cometer el acto de justicia. El personaje encaja en un perfecto cuadro de antihéroe. Dexter disfruta sentirse como él se denomina, Dexter, y no la persona normal que todos creen conocer. Esto hará, como dije al principio de la entrada, que esta no sea una simple historia de un asesino en serie, sino, una batalla sin cesar contra el ser humano y un replanteo constante de los valores morales y éticos del ser humano.

Aparte de todo esto, las temporadas tienen un guión que hacen que el papel del Dexter asesino no aburra al resto, es una persona querida en el circulo: un padrastro genial, un excelente novio, un buen hermano… nutriendo así la serie con micro-historias y dos historias principales que te van a tener atrapado capítulo a capítulo con dos finales realmente estupendos.


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.