10 tipos de tatuajes que no deberías hacerte jamás

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·02/16/2014

Casi todo el mundo lo sabe de alguna forma pero nadie lo dice: sí, existen tatuajes de mierda. Existen tatuajes que están marcados con una equis por la gran mayoría de la sociedad. Esos mismos que llenan galerías de recopilaciones de tatuajes feos, horribles, graciosos y lamentables. Tatuajes que entran bien en la categoría de aberraciones, esos que el 100% del tiempo arruinarán su representación como ser humano que, aunque crea que no, su madre y su familia probablemente sufrirán pena de por vida. No, no me refiero a los tatuajes de rosas, delfines, mariposas o los del escudo de Superman. Si usted vino a este artículo para esclarecer algunas ideas antes de tatuarse, no lo dude: no se haga ninguno de la lista.

Sé muy bien que los tatuajes son una elección personal. En teoría no hay obligación alguna de tatuarse algo en concreto y cada uno se hace en el cuerpo lo que quiere. Pero aunque usted se tatúe algo a gusto personal no quiere decir que nadie pueda criticarlo, en todo sentido, con respeto o no, para muchos, usted tendrá un tatuaje de mierda, y de por vida.

Si escribo este artículo es por varias cosas. La primera es para reír un poco del tema de forma sana. La segunda, porque mi asombro nunca ha sido tan pequeño como para ignorar este tema y venía hace meses planeando escribir sobre el tema: vale la pena ahondar y descubrir qué llevó a alguien querer tatuarse la cara de Hugo Chávez en su cuerpo, o bien a Gadafi, por citar unas de las tantas cosas que desafían todos los niveles de raciocinio. Esta es la lista de los 10 tatuajes que nunca, absolutamente nunca deberías hacerte.

I · En la cara

A pesar que sus orígenes son culturales, como aquellos que son hechos por los mismos aborígenes, en 99 de 100 casos que pueda ver: los tatuajes en la cara son los primeros en esta lista. Da igual si es una estrella, una flor, un pene, todos arruinan su identidad como ser humano. Si bien existen algunos tatuajes que podrían ser pasables, la verdad es que a ojos del resto, el tatuaje de la cara es una aberración inmensa, menos, claro está, en círculos donde el tatuaje es cultura y está aceptado como una convención de tatuajes o en una tribu aborigen.

No importa la parte de la cara, aunque las zonas que más asientan la fealdad son la frente y los pómulos, entre los profesionales que he consultado. Luego están los que se tatúan labios, nariz, mentón y otras zonas de la cabeza que realmente nunca pasan desapercibidas y generan más pena e impresión que asombro, debido a que la mayoría no entiende qué es un tatuaje.

Estos tatuajes además tienen relación directa con varias organizaciones del crimen que ni quiero mencionar. Pero es normal ver este tipo de tatuajes en miembros de pandilleros de Centroamérica, algunas zonas de los Estados Unidos y en Rusia. Estos tatuajes tienen una intensa representación entre los miembros y su uso sólo está relacionado, en muchos casos, con el nivel de implicación, fanatismo y dedicación que han llevado algunos selectos miembros.

Si usted vive en una zona civilizada, no es miembro selecto de ninguna organización criminal pero aún así está meditando hacerse un tatuaje en la cara sólo le puedo decir esto: piénselo bien; consúltelo bien con la almohada, a menos que quiera irse a vivir a alguna tribu africana o del amazonas o quiera unirse algún grupo de crimen organizado, no tiene usted porqué dar pena haciéndose un garabato en la cara. Su mamá se lo agradecerá.

II · Letra gótica en mayúscula

¡Qué iba a pensar el Obispo Ulfilas allá por el siglo IV que unos cuántos centenares de años después su magnífica obra se usaría para hacer tatuajes mierder y sería parte de una nota sobre tatuajes horribles! Pues bien, si quiere ser el hazmerreír del barrio, nunca fallará hacerse un tatuaje con letras góticas en mayúsculas. No importa lo que desee escribirse en la piel: si lo pone en letras góticas en mayúscula será una puta mierda. Según el barómetro usado, está segundo en la lista de tatuajes considerados aberraciones que la sociedad a veces ingénuamente desea y en muchos casos, vanagloriosamente, los comete con orgullo, ¡como si fueran la cosa más bella del mundo!.

Usted dirá: –el que se ría se las verá conmigo. Pero es que ahí está el problema: no hace falta que se rían en su cara. Y este tema se repite con todos los ejemplos de tatuajes de mierda. Además, usted no pretenderá ir dando hostias a cuanta persona vea que tiene una sonrisa en la cara, ni que todo el mundo estuviese pendiente de ud., ya me entiende. Pero si hay una cosa de cierto en esto es: este tipo de tatuaje es muy popular entre las generaciones de jóvenes con muy poca educación, vándalos de todo tipo y gente de dudosos valores. Si ud. pensaba en hacerse uno, tenga en cuenta que será encasillado en estos perfiles, ya que nadie que vaya por la calle y vea su tatuaje se parará y le hará un test de Escala Wechsler de Inteligencia, simplemente pensarán que usted es un pobre ignorante más del barrio.

Los grandes críticos siempre estarán de acuerdo en algo: la tipografía gótica es preciosa, pero requiere de un profesional para hacer lo que en tatuajes se conoce como un buen lettering. Un buen tatuaje con letras góticas no necesariamente tiene que ser en mayúsculas, sépalo. Ni siquiera los monjes hacían aberraciones en mayúsculas.

III · Marcas

Sí, sí, sí… lo sé, podría ir en primer lugar, pero explico el porqué no. Culturalmente incluso algunas marcas tienen su romanticismo pero, dentro del decálogo (si hay 10 tipos de tatuaje mierder) tatuarse marcas genera una gran pena hacia sus cercanos y en un gran porcentaje de ocasiones será un tatuaje que es una mierda.

Y ahora que lo sabe, sí, era verdad: hay gente que se tatuaba marcas. Están a su alrededor. Van en el mismo vagón de metro que ud. toma todos los días para ir a trabajar, comparte la misma sala de almuerzo en el restaurante e, incluso puede que su compañero de trabajo, ese que está al lado suyo todo contento con su portátil trabajando tenga un tatuaje de éstos. Pero no tema, la estupidez no se le pegará si obliga a su cerebro a evitar este tema. Piense en margaritas, en un día soleado, pero no se le ocurra imaginarse con un logo de una marca en el brazo caminando todo bravo por la playa tratando de impresionar a las chicas: será su perdición.

A pesar que estos tatuajes podemos verlos por internet, sin ir más lejos, vi a un chaval el verano pasado con un logotipo de DC Shoes en la zona del hombro. Mi reacción automática fue: pobrecito. Pero sí, los hay más suicidas: como tatuados con logotipos de Luis Vuiton, Chanel, Microsoft, Apple y otras marcas.

No es que los logotipos sean formas gráficas malas. El problema de tatuarse marcas es como el de tatuarse el nombre de las novias: un día pueden ser una empresa que representa unos ideales moralmente aceptables y al otro día, no. Conocí de cerca un caso de este tipo. Quizás muchos no conozcan a Cory Doctorow pero es una gran persona, muy popular y ha escrito unos cuantos libros. Él tiene tatuado un logo de Apple y en un artículo espetó:

Si esta “característica” aparece en una versión comercial del sistema operativo de Apple, me van a perder como cliente - He utilizado los ordenadores de Apple desde 1979 y tengo un Mac tatuado en mi bíceps derecho, pero esto es un ultimátum.

Hoy creerá que es muy rebelde tatuándose el logo de XXXXX Inc. pero mañana esta empresa hace algo horrible y no le faltarán ganas de arrancarse la piel, si es que alguien no lo hace por usted, claro.

Si usted pensaba en tatuarse una marca. Haga una meditación profunda, consúltelo con la almohada o sus amistades más cercanas, en privado, claro, porque a preguntarle a cualquiera para que opine de la idea usted recibirá sólo una respuesta: es una maldita locura.

IV · El nombre de la novia o el novio

~~Carla~~, ~~Carolina~~, ~~Mabel~~, ~~Marta~~… Todas ellas tienen algo en común: son, simbólicamente hablando, exnovias de alguien que decidió tatuarse el nombre y luego retatuarse el nombre sobre los otros nombres de sus parejas. Bueno, no hace falta exagerar demasiado, con una exnovia es suficiente.

Los tatuajes con nombres de novias –incluso de esposas/os– es otra de las peores ideas que un ser humano más o menos en condiciones mentales puede hacer. Nunca está a salvo de que un día llegue y vea a su esposa con otro, o a su novio tirándose a su mejor amiga, sí, esa persona que usted ha decidido imprimir en su piel para siempre, bueno, o hasta que desembolse unos cuántos billetes para el tratamiento de extracción (que es caro de cojones).

Este tipo de tatuajes está en cuarta posición porque la gravedad del tema es importante. Las relaciones humanas son impredecibles, por lo tanto, están sujetas a estos imprevistos que pueden formar una parte negra de historia.

La única forma de que este tipo de tatuajes no fuere un problema, es cuando el nombre de la persona representa a un difunto. Mucha gente se tatúa a gente que ha muerto como motivo de recuerdo. Fuera de éstos ámbitos, el tatuaje por amor es el peor que uno puede optar como opción.

V · Frases en otro idioma

Este apartado es uno de los más jugosos sin ninguna duda. Dentro de la lista de tatuajes peligrosos se encuentran aquellos que están hechos con palabras o frases en otro idioma, si cabe, incluso también el ejemplo inverso: las traducciones literales de frases. Si pensaba en tatuarse esa frase en chino, mejor no.

¿Qué dice ahí?

Siempre ocurre. Uno quiere tatuarse algo y al final se tatúa cualquier cosa. Con el tiempo no sabe explicarlo y la situación se vuelve más graciosa todavía, más de una vez me han dicho «creo que dice… en chino’». Estas personas son víctimas por lo general de la indiferencia de los tatuadores. Mucha gente cree que un japonés o un chino entiende la cultura española y, aunque usted no lo crea: no la entiende. Ir a un japonés a decirle que te tatúe algo que sólo un español entendería es como darle una navaja afilada a un niño.

You is mine

Esta horrible práctica ocurre principalmente por tres básicas razones: usted no entiende el idioma; nunca ha recurrido a un profesional para que se lo escriba y el que se lo tatúa no entiende el idioma para avisarle que tiene errores o eso no dice «libertad» en japonés, sino que dice «gilipollas».

Dentro de éste genero, además de las frases en otro idioma están aquellas que se traducen de forma literal. Y no hay nada peor que usar Google Translate (entre otros servicios) para transcribir esa «frase molona en inglés». Lo cierto que en muchos casos se da lo contrario: suena horrible leer una frase traducida literalmente. Miren este ejemplo:

Hola, ¿Me podrían traducir la siguiente frase: “Los dolores de ayer serán la fortaleza de mañana”? …En inglés podría ser: “The pains of yesterday will be the strengths of tomorrow”.

Ocurre a menudo que vemos gente con frases en otros idiomas y con bastantes errores gramaticales y ortográficos. Incluso si la traducción es correcta, la frase para un angloparlante no lo es y es algo que sólo los filólogos podrían explicar con soltura.

Muchos apuntan que el problema es el idioma, pero la realidad demuestra que no es así. No importa si es árabe, chino o japonés: en inglés también abundan las cagadas. Están los que se tatúan incluso idiomas de fantasía: élfico, klingon, todo esto es como fumar en una montaña de pólvora bien seca. Sin ir más lejos, un amigo mío se tatuó la frase con un error ortográfico bestia y el tatuador (español) a juzgar tampoco sabía hablar inglés para advertirle que esa frase tenía un problema. Como consuelo: mientras no salga de España, nadie se dará cuenta.

Para evitar descuidos del tatuador o de usted mismo, intente evitar tatuarse frases en idiomas que no domine, con mucha seguridad puede arruinarlo todo si le faltaba una ese o una pe donde tocaba, o bien, mientras usted piensa que en su pecho dice «soy el mejor» en élfico en realidad dice «soy un capullo».

Si realmente quiere esa frase en latín o en inglés, recurra a un profesor y explíquele qué quiere tatuarse. Le ayudarán seguro.

VI · Frases obvias o rebeldes

Si tatuarse frases o palabras en otros idiomas tiene un alto componente de locura, tatuarse frases «rebeldes» como yo le llamo es, de forma llana, otro de los típicos tatuajes de mierda que usted puede arrepentirse de habérselo hecho cuando madure un poco.

«Sólo Dios puede juzgarme»

Perdóneme… pero no. Dios exista o no (ese es otro debate) yo puedo juzgarlo. Y mi veredicto es que usted tiene un tatuaje de mierda.

Existen bastantes razones por las cuales realizarse estos tatuajes no lleva a buen puerto. La primera es que uno puede cambiar radicalmente de opinión o tras algunas revelaciones darse cuenta de la verdad. Imagine que un día cualquiera, en un momento de lucidez tiene la gran idea de tatuarse una frase, como por ejemplo «vive y sé bueno. Justin Bieber» y al cabo de 3 años, Justin Bieber mata a alguien por placer, o peor, se descubre que es un pederasta, en fin, ya me entiende porqué tatuarse frases puede luego llevar a un tipo de arrepentimiento o bien, contradicción directa de sus principios.

Por otro lado, hay personas que se tatúan frases obvias y éstas no agregan nada más que indiferencia. Sí, leer cosas como «todo el mundo muere», «nadie puede juzgarme», «Nada es para siempre», «soy bello, solo es que no puedes verlo» no hace más que dar pena ante los espectadores. Nadie aprenderá nada sabio leyendo frases de este estilo. Es mejor evitar tatuarse frases.

Otros de los componentes importantes de este movimiento es querer educar algo concreto. Muchas veces, estas frases parecen que enseñan algo, pero en realidad, enseñan otra cosa. Un ejemplo es «haz lo que quieras» una falacia grande como una casa. Sabemos bien que uno no puede hacer todo lo que quiera en una sociedad donde todo está prácticamente reglado. Si siguiéramos al dedo las instrucciones veríamos que en realidad, es una falacia más. En muchos casos, usted puede ir preso por seguir estas premisas.

Si tuviera que tatuarme algo para educar a la gente, me tatuaría esta frase: lea, piense, entienda. Creo que nada más sano que eso.

VII · Tribales

En la lista de tatuajes malos, no podían faltar los tribales. Pero no me maten, no quiero decir todos los tatuajes tribales sino aquellos tatuajes cuyos responsables occidentales han transformado y denominado como Tatuaje Tribal Occidental.

A lo largo de mis 35 años, recuerdo el primer día que vi un tatuaje tribal occidental, mi reacción fue: «wow». Con el tiempo he vuelto a ver a esa gente que llevaba tribales y me di cuenta que esa gente se arruinó el cuerpo con manchas negras puntiagudas. El efecto fue totalmente el contrario, de hecho me parece que de todos los estilos fue un género muy efímero y mal hecho.

Estos tatuajes dotan, digamos, al individuo con ese aspecto fuerte, rebelde y loco a cualquiera que tenga suficientes gónadas para taparse el cuerpo a base de trazos puntiagudos cuantos más, mejor y cuantos más gruesos, más bravo el propietario. Estos tatuajes fueron la insignia de muchos físico-culturistas. Lo cierto es que me cuesta ver un tribal occidental bien hecho porque carece de historia y desarrollo.

Los tatuajes tribales originales, si lo fueran realmente, son unas estupendas obras de arte porque están hechas por culturas que han desarrollado el estilo durante siglos. Ejemplos hay a patadas: mahoríes, mayas, japoneses, chinos, africanos, todos tienen patrones bellos, formas y mucha símbología más allá de las miles de rayas que te hagas. Aunque no fuera una prueba que da veracidad, a juicio personal, me he cansado de ver tatuajes tapados, en su mayoría fueron intentos de tribales, tribales de todo tipo y de formas realmente horrendas.

Los tribales occidentales, además de pasados de moda los considero tatuajes con muy poca sustancia. Si usted quiere un tribal, elija estilos tribales de verdad, no los típicos que se ven en catálogos de tatuajes baratos.

VIII · Tatuajes nacionalistas

Siguiendo la ristra de ejemplos de tatuajes que nunca debería hacerse están los famosos «tatuajes nacionalistas». Existen varias razones por las cuales no deberías tatuarte ni símbolos patrios, de partidos políticos, ni caras de próceres, ni banderas.

Incluso en 2013, la gente se sigue tatuando caras de dictadores, genocidas y ladrones de guante blanco. Gente de la cual nadie con dos centímetros de masa encefálica podría aceptar como «ejemplo» y demostrar orgullo. Sí, hay gente que tiene tatuado a Hitler, Hugo Chávez, Gadafi por citar algunos fáciles de recordar pero también se han visto tatuajes de Sadam Hussein y hasta George Bush, ¡cómo no! y no nos olvidemos de aquellos que, infames, llevan esvásticas tatuadas y demás simbología que representa valores asquerosos.

Realmente los tatuajes nacionalistas son penosos y le marcarán toda la vida como un fanático integrista con el que no se puede dialogar o con el chauvinista de turno. Con toda probabilidad, sufrirá bastantes prejuicios al enfrentarse a la gente y es probable que se sienta excluido sólo por llevar esa bandera del país o la cara de ese político a la vista en su cuerpo.

Sí, hay gente con más de una bandera tatuada.

IX · Estrellas

¡Cómo me iba a olvidar de las estrellas! Uno de los motivos de tatuajes más abusados hasta el cansancio. Con seguridad, tatuarse estrellas es asegurarse un puesto en las filas de la obvio.

Los tatuajes de estrellas, como bien lo dice, son un tema complicado. Están asociados siempre a la violencia en general. Bandas rusas se tatúan estrellas, por ejemplo. Muchos personajes pro-violencia los llevan y muchos jóvenes desbocados usan las estrellas para vestir lo que ellos creen que piensan que es «importante» o «lo mejor».

Las estrellas tatuajes normalmente representan eso: importancia. Son un excelente placebo para el ego: «Hola, soy importante» es el mensaje que se quiere dar, aunque lo nieguen. Las estrellas están directamente conectadas con este término, sobre todo están ligados con lo deportivo, lo de alto standing, lo exclusivo.

Pero las estrellas, entre todos los tatuajes, son los más inofensivos. Mucha gente se tatúa estrellas que representan las personas que más aman.

X · Deportivos

Últimos en la lista están los tatuajes deportivos. A éstos les tengo un poco de aprecio como para dejarlos a lo último ya que en el fondo son los más inocentes, pero igualmente, también los considero un desastre de opción para tatuarse. Rozan el mismo nivel que el de las marcas, sobre todo cuando las personas se tatúan jugadores que luego les dejan por el equipo contrario. La pasión deportiva cambia con el tiempo, los escudos mudan de piel, los jugadores pasan a otros equipos y hay hasta equipos que dejan de existir, mañana, si existiera un gobierno competente en España, muchos de los clubes de primera deberían cerrar debido a la inmensa deuda pública que tienen, pero claro, de momento están a salvo.

Pero más allá de esto, los tatuajes deportivos evocan fanatismo y a la vez, los fanáticos evocan desde consternación hasta miedo. Es por eso que tatuarse símbolos deportivos es un tema complicado si usted tenía pensado caerle bien a todo el mundo o espera ser invitado a todas las fiestas, la gente de buen saber tratan de evitar a gente como usted. Muchas personas se han quitado o tapado estos símbolos porque con el paso de tiempo han madurado y ya no se sienten hooligans o ya no ven la militancia con el mismo atractivo con el que empezaron.

Antes que un tatuaje, mejor una camiseta, que se puede poner y sacar cuando uno quiera.


Tatuarse el cuerpo es una excelente experiencia. Es una buena forma de recordar algo y de embellecer el cuerpo con arte, es por ello que arruinarlo con simbología sin sentido no tiene cabida alguna dentro de lo bueno. Siempre es mejor consultar con profesionales, si uno quiere aventurarse dentro de lo éxotico, y con amistades o familiares si uno quiere tatuarse algo más radical como lo ejemplificado en éste decálogo.


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.