Monólogos del rey de las cosas pequeñas

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·09/28/2006

En la librería del FNAC encontré un librito muy entretenido de esos para leer, o cuando estás en el baño o cuando vienen las publicidades en la televisión. Se llama Monólogos del rey de las cosas pequeñas, de Luis Piedrahita. Lo habrán visto seguramente en el Canal 4, haciendo trucos de magia bastante acojonantes, pues bien, que también escribe, y con un buen sentido del humor. Les cito un pedacito que me hizo entrar a carcajadas:

¿Qué hubiera pasado si el hombre no hubiera inventado las armas? Pues nada, porque no las inventó el hombre, las inventó Dios. Estaban Adán y Eva en el Paraíso, sin inventar armas ni nada, comiendo manzanas, por hacer algo original, y va Dios y manda un ángel con una espada de fuego. Los pobres Adán y Eva no tenían ni idea de lo que era aquello.

–¿Qué es eso, Eva?

–Es un arma.

–Ya, pero ¿es un arma blanca o un arma de fuego? > >

Y, claro, Adán y Eva, que querían ser como Dios, empezaron a hacer armas…

El libro está lleno de monólogos bastante divertidos y muy bien relatados, la verdad, por lo que me ha costado, para leer en los cafés de la mañana o en la merienda no está nada mal. Os dejo otro trocito del libro:

De repente alguien dice: «yo soy un amante de los animales. Me gustan los pájaros: voy a meter uno en una jaula.» Luego, al verlo, se siente culpable y dice: «Pues… voy a ponerle un columpio.» ¿Un columpio a un canario? ¡Pero ¿no ves que no tiene brazos?! Es como si le pones una guitarra y le dices: «¡Hala! Además de cantar, toca.»

El libro de humor que no pude conseguir, no logré encontrarlo entre el montón, es uno que teoriza que «todos nacemos vascos». Lo quiero a toda costa, a ver si para el fin de semana me vuelvo a buscarlo.


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.