jPOD

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·06/13/2006

Bueno, no sé por qué, pero llevo más de una hora con un libro posado en mis piernas. El libro en cuestión es jPOD de Douglas Coupland, que fue brevemente reseñado en la bitácora Microsiervos. Resulta que, como siempre me escapo al FNAC para comprarme unos cuántos números de manga, esta vez he comprado los números 3 y 4 de Asa, el ejecutor. Qué puedo agregar de lo que ya he escrito en una entrada, estoy fascinado con el personaje Asaemon Yamada y no puedo parar de devorarme cada entrega de la editorial. Ya sé, están hasta el número 9, pero me los reservo para principios de mes de julio. Estaba yo caminando en busca de alguna novela policíaca, misterio y otras yerbas y justo me topé con otro libro de una escritora interesante, que hace novelas simplonas pero entretenidas de leer. Estoy hablando de Laura Joh Rowland, autora de Loto Negro y sus libros sobre la historia de un samurái investigador, llamado Sano Ichiro. Cojo el libro, me voy a pagar y sentí una extraña sensación por meterme en la sección de literatura, y me puse a ojear los títulos de los libros. Llegado un punto, vi, en lo alto, el libro jPOD. Su caráctula plateada, llena de muñequitos de lego y su prominente título activó esa parte muerta de mi subconsciente y recordé la entrada de Microsiervos que hablaba de este libro. Leo la contratapa y decía, textualmente, esto:

Ethan Jarlewski y sus cinco compañeros de trabajo conforman el jPOD, un grupo de programadores de videojuegos sometido a las directrices absurdas de una multinacional. Incapaces de rebelarse y limitados por el lenguaje lógico y matemático de los ordenadores, los trabajadores sacrifican sus vidas privadas por el bien de la corporación. El contacto con los personajes del mundo exterior, entre los cuales se encuentra el propio Coupland y la madre del protagonista (una despiadada «viuda negra», narcotraficante), nos presenta un panorama humano amoral, condenado a la ignorancia y con dudosa posibilidad de redención.

Luego de leer la reseña, haber hecho memoria de las incontables veces que han alabado a este autor, volví a la sección de policiales y dejé el libro de Rowland y me terminé llevando el jPOD. Quiero decirles que estoy poseído por su lectura, nunca imaginé que Coupland me entretendría tanto. Tiene una forma de llevar las historias bastante peculiar. Muy caótico y cursi. En fin, me gusta mucho la historia, me hace reír a carcajadas y en algunas partes me lleva a otros sentimientos.

Si te puedes dar el gusto de comprarlo, te doy el OK. Intenté al otro día buscar su otro libro: Microsiervos, que parece que es buena lectura. Las cosas que uno descubre leyendo blogs, je.


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.