Cómo sacarle el máximo a tu Mac, tercera parte

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·05/14/2006

Ya vimos unos cuantos consejos para aumentar el rendimiento tanto el Mac como de nuestra forma de trabajar. En el primer artículo, hablábamos de la pandemia más grande –y detectable– en lo que recursos en el sistema operativo existe: el escritorio, algunos elementos relacionados con éste y los elementos que tiene Mac OS X de más. En el segundo artículo, dedicamos sin agobiar con tecnicismos los atajos de teclado diseñados para seres humanos y no para borgs, aunque esos también nos molan.

En esta tercera entrega, hablaré de dos programas esenciales en un Mac: Textpander y Quicksilver. Absolutamente y, sin peros, debes instalarte estas aplicaciones y dominarlas a gusto para realizar tareas que te obligan a utilizar el ratón y son de carácter repetitivas.

El problema era, o más bien, tenía tiempo y comencé a optimizar

Simplemente, ganas de perder el tiempo viendo la mejor forma de optimizar cualquier tontería o cosa importante que realizo. Coincidiendo esta práctica que realizo todos los días, llego a un post de Microsiervos en el que mencionaban Textpander. Textpander es como el Rolls Royce de los programas generadores de macros. A simple vista les digo, es simple, pragmático y muy útil, de hecho es re-útil si escribes en un blog o si, simplemente tienes que responder los mails de tu jefe con: esto es imposible de realizar; esto son 3 meses, etc.

Para empezar a entender el asunto, comenzamos bajando el programa que es gratis (pero no libre) y lo instalamos de la siguiente forma:

  1. Se monta la unidad de textpander en nuestro mac.

  2. Si es la primera vez, doble clic en Textpander.prefPane.

  3. Se abrirá el Panel de Control y nos pedirá la clave de administrador.

  4. Instalado.

Textpander's Glory

Esta es la ventana de Textpander, usarla con sabiduría. Como podréis apreciar, es simple, no entraré en detalles que se salgan de la línea del artículo. A la izquierda están los snippets creados por defecto que podéis tranquilamente borrar o crear haciendo clic en los botones de + y -. A la derecha está la zona de edición de estos snippets (una forma amigable de llamar a los macros) compuesta de dos tipos de cajas, la superior donde se escribe el macro en concreto y la inferior que es el texto que la activará.

Bien, ahora para entender el funcionamiento, basta con ir a cualquier aplicación y escribir una de las macros por defecto que trae que es ttime. Al instante suena un sonido rarito cambiando ttime por 2:28 AM, que es la hora actual. Bien, ya pueden imaginarse la de cosas macabras que podemos maquinar con esta simple aplicación. Bien, en mi blog la utilizo para varias cosas. Por ejemplo, como escribo muchas etiquetas para mejorar la semántica de mis contenidos tengo casi todas las abreviaturas armadas para no tener que escribirlas nunca más, logrando así una escritura más natural. Sólo doy unas ideas.

En vez de escribir Mac escribo .mac y sale esto <cite lang="en">Mac</cite>. Si quiero decir DVD no me voy a escribir toda la abreviatura en HTML a pelo, directamente pongo en mi Wordpress .dvd y listo.

No recomiendo usar esto para suplantar a la estudiada función de autocompletado de los editores de texto XHTML, porque puede que te produzca algunos problemillas. Para acabar las sugerencias de uso, intenten dejar la idea de usar macros sin signos de puntuación. Elijan siempre un símbolo para comenzar la macro sino saltará éstas cuando estés chateando o realizando otra cosa importante que no necesita alguna macro especial. Utiliza por ejemplo /mimacro o .mimacro. El último ejemplo con cuidado, dado que muchas veces tengo que escribir extensiones de archivo se ha dado un caso que tenía una abreviatura asociada a una macro .png lo que me lanzaba un chorro de HTML en medio de un correo electrónico, si lo que queremos hacer es algo parecido podemos usar dos puntos en vez de uno, avisado.

Quicksilver

Le dedicaría uno, dos o tres artículos a esta aplicación. Apple debería seriamente comprarla e implementarla en su sistema operativo. Quicksilver es lo que Spotlight quiere ser pero a modo lanzadera. Para no marearles la perdiz, Spotlight es un buscador de todo lo que hay en un Mac, incluso, dentro de archivos. Quicksilver es una lanzadera, la lanzadera para el Mac OS X. Puedes «invocar» casi cualquier cosa desde este programa «tipeando» una combinación de teclas. Simplemente, el asesino del ratón.

Instala Quicksilver entrando a su web y bajando la última versión, se descarga fácil y se instala más fácil de lo que uno se imagina. Los pasos a seguir son:

  1. Bajamos Quicksilver de la página

  2. Cuando se termine de montar la unidad Quicksilver, simplemente arrastramos el icono a la carpeta aplicaciones.

  3. Ejecutamos la aplicación y seguimos las instrucciones.

Bien, hasta aquí nada complicado. Ahora, para usar Quicksilver de forma natural, vamos a configurarlo y aprovechar algunas cosas. Si has instalado Quicksilver, notarás que en tu dock está el icono presente, haz clic con el botón derecho y métete en las preferencias del programa. Esta es la primera ventana de preferencias que verás (es un programa simple de usar pero ultra-configurable) que hay unas cuantas opciones:

Quicksilver control panel

En esta primera etapa te recomiendo que configures, actives o dejes tal como lo observas en la imagen. Esto hará que Quicksilver vaya con algunas cositas extras y otras cosas como esconder el icono aprovechando espacio en el dock.

  1. Activa la opción Start at login.

  2. Activa la opción Enable advanced features y, de la lista, escoge la opción beta. (bajo tu propio riesgo claro).

  3. Activa la opción Hide the menu bar and dock icon.

  4. Activa la opción Show menu icon, de la lista escoge la opción normal e include full menú.

  5. Activa la opción Check for updates y, de la lista, escoge la opción Daily.

  6. Si no te molesta el hecho que se instalen las actualizaciones de forma automática, puedes activar la opción Download updates in background.

Hasta aquí la configuración más básica para tener el Quicksilver de forma pro. No ocupa espacio, se actualiza solo, incluye las opciones pro. Luego, falta invocarlo claro. Para ello y una vez que haya escaneado el catálogo de cosas que utilizarás, se haya también recargado (te lo pedirá cuando actives determinadas opciones) debes presionar la combinación de teclas por defecto que trae: Command+Espacio, luego escribe la aplicación, archivo u acción que más te plazca. Experimentar un buen rato con él y sabrán como se mueve…

Esta combinación no me gusta nada, y algunos programas la utilizan para determinadas acciones de gran importancia, por eso, tengo que cambiarlo de entrada para invocar el Quicksilver de una forma más natural y olvidarme de las combinaciones de tecla. Simplemente, hago clic en el ícono de Quicksilver y entro a las preferencias de nuevo.

En la sección Command entramos y activamos la opción Modifier-only Activation. Esto nos permitirá invocar la ventana de Quicksilver con una acción simple. He probado varias, y la mejor en mi opinión es presionar dos veces la tecla Command. Si usamos otra tecla como Espacio, Tab o una tecla del alfabeto podremos tener problemas, mejor usar Command que además va de perlas para usar con el dedo gordo izquierda o derecha.

Bien, la gloria de Mac OS X en su máximo punto con Quicksilver. Úsalo para todo: escribir mails a gente, invocar aplicaciones y un centenar más de acciones, las cuales puedes configurar e instalar yendo a las preferencias en la sección plug-ins. Éstos se instalan de forma automática y ya están funcionando.

Hasta aquí la tercera entrega. Las próximas prometen aún más :) *[DVD]: Digital Versatile Disc (formerly Digital Video Disc) *[XHTML]: Extensible Hypertext Markup Language


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.