Cómo sacarle el máximo a tu Mac, segunda parte

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·04/21/2006

Siguiendo el curso de artículos interesantes sobre optimización de Mac y configuraciones que utilizo hoy seguiré con temas relacionados a la practicidad. Y para ello, un elemento básico a aprender de un Mac son los atajos del teclado.

Los atajos en Mac OS X te ofrecen muchas ventajas, casi, puedes operar sólo usando teclado y apenas el ratón. Dado que en Mac las teclas son algo diferentes, para los noveles vamos a introducir la tecla Command (la manzanita) y la tecla alt o también etiquetada en vuestros teclados como Option (marcada como alt). La tecla Command o «manzana» que solemos ver actúa de forma diferente a la hermana que existe en Windows. Es una tecla esencial, y ésta actúa como si fuera la tecla Ctrl en los PC. Por eso, al principio, la gente se hace líos. Esto no es culpa de Apple, hace años que esto es así, no es que no han deseado usar la tecla Ctrl para hacer el cortar y pegar clásico de los PCs. Siguiendo la línea, la tecla Cmd desde ahora será tu amiga, para todo. Una lista básica de combinaciones de tecla que uso sin parar y que considero esencial para dominar OS X:

En OS X
En Windows sería...
Resultado

Command+I

Información de cualquier objeto en el sistema operativo: ficheros, carpetas, unidades.

Command+C

Ctrl+C

Copia el contenido al portapapeles.

Command+V

Ctrl+V

Pega el contenido del portapapeles.

Command+W

Ctrl+W

Cierra la ventana de la aplicación activa.

Shift+Command+W

Cierra todas las ventanas del programa activo.

Command+H

Esconde una ventana (no la minimiza)

Command+Option+H

Esconde todas las ventanas de una aplicación activa, menos la ventana en uso (muy, muy útil).

Command+O

Ctrl+O

Abre un fichero, carpeta, unidad.

Command+O

Ctrl+O

Abre un fichero, carpeta, unidad.

Command+D

Duplica un fichero, carpeta, unidad.

Command+K

Abre el menú de conexión, para buscar redes, ordenadores.

Bueno, hasta aquí lo interesante que puedo rescatar de atajos para Mac. Seguro que algunos lectores podrán aportar más, pero en este caso la lista está armada en base a mis necesidades (y los que me conocen sabrán que uso el teclado excesivamente). Un dato importante: la tecla Ctrl en los Mac juega un papel bastante secundario, se utiliza más que nada, en programas, pero la tecla Option (marcada como Option en el teclado) no lo es, de hecho, todo lo que diga Option en la tabla antes mencionada pertenece a esta tecla.

Pero queda una cosa más: atajos que generan acciones extras y con bastante utilidad.

Existen una serie de atajos que muy pocas personas conocen, sobre todo si recién comienzan en el mundo Mac. Siempre, pero siempre, me preguntan: ¿cómo se hace una captura de pantalla? En el mundo PC, esto ha sido siempre algo relativamente fácil, existe una tecla Print Scr que lo hace, pero en Mac la cosa cambia.

A diferencia de Windows, Mac OS X trae de fábrica un programa bastante práctico para realizar capturas de pantalla, se llama Grab (o si instantánea tienes OS X en español) y suele estar en la carpeta Utilidades dentro de la carpeta de Aplicaciones. Esta aplicación es bien simple, no hace falta que pierda esfuerzos en explicaros como va.

Pero existen dos formas cortas de obtener una capturas de pantallas, generar el archivo de la misma –en formato PNG, genial– para luego hacer con ella lo que queramos. Hay dos formas: la primera captura toda el área –incluyendo el cursor– y la segunda antes de realizar la captura cambia el cursor a una cruz con un círculo, y con el mismo –presionando el botón izquierdo del ratón– podéis seleccionar el área a capturar.

	En Mac OS X
	En Windows
	Resultado

Shift+Command+3

Print Scr

Captura toda la pantalla automáticamente.

Shift+Command+4

Captura toda o una selección por parte del usuario de la pantalla automáticamente.

El arte del subterfugio en Mac

Si hay gente experta en el arte del subterfugio páginas, chats y juegos en horas de trabajo, en Mac OS X podrán convertirse en auténticos senseis. El arte de hacerse el otario, estaba trabajando o, que no mires mi monitor que estoy concentrado. Todo eso es perfectamente detectable por los jefes. De hecho, saben lo mismo que tú: si a la menor aproximación, ejecutas un movimiento carpiano de tu mano izquierda mientras miras fijamente tu pantalla estás tratando de ocultar algo, es el atajo más fácil en Windows, pero en Mac, ¡es más difícil de detectar! Serás el Hatori Hanzo de las formas subterfugio de programas mientras trabajas, posta.

En Mac, además del archi-detectable Alt+Tab existe un comando que es la gloria del subterfugio, después de las famosas consolas de Linux, me refiero al atajo Command+H. Éste esconde la ventana activa, la hace desaparecer del planeta. Aquí ya hay movimiento por parte de las dos manos, algo menos sospechos que un solo movimiento de la mano izquierda. Como esto no basta, los senseis de este sutil arte utilizan Command+Option+H para esconder otras aplicaciones. Por ejemplo, mientras redactamos el informe, tenemos 20 ventanas de MSN sin parar ocupando toda la pantalla. Es ahí cuando se aproxima tu jefe y con tu dedo gordo izquierdo presionas las teclas Option+Command y luego la H con el mayor para seguir escribiendo en tu procesador de textos poniendo cara de aquí no pasa nada raro.

Fuera de esto, estas opciones claro, tienen muchas aplicaciones útiles para trabajar. Por ejemplo, si estás trabajando con fotografía o diseños, para no saturar la ventana de trabajo de miles de aplicaciones y fotos abiertas sólo trabajas con una aplicación y el resto que se esconda hasta que lo necesites. Para ello, Apple desde el Panther ha incluido una cosa maravillosa que ya ha sido adoptada en la gran mayoría de los sistemas operativos grandes, me refiero a Exposé.

Exposé

Si cuando uno trabaja con varios documentos a la vez, tiene ya problemas con el altab y otros comandos, existe una forma rápida y bastante fluida de hacer cambio entre ventanas, aplicaciones y otros elementos del OS. Exposé los cubre todos de una forma muy simple: F9, F10 y F11. Al presionar cualquiera de éstas, las ventanas se ajustan y se muestran en la pantalla dependiendo la necesidad.

Esas son las tres teclas que activan a la maravilla, aunque puedes activarlas usando los famosos “hot corners” o «puntos calientes» que sólo necesitan un roce del puntero del ratón para mega-activarse. Exposé es bastante potente, una prueba de ello es, la apertura de 200 imágenes de alta calidad que tenía abiertas en Photoshop CS2 (máquina de comer recursos) y la operación se ha realizado sin problemas en mi portátil, no quiero imaginarme en un G5, G5 Dual o en un MacIntel.

Exposé with 200+ pictures

Hasta aquí el segundo artículo relacionado con optimización, lifehacking de Mac. El tercero sigo relatando las aplicaciones que me solventan mucho trabajo.


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.