Cibermini-d haciendo un ciberpost para los ciberlectores

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·02/07/2005

Saben una cosa: me encanta leer diarios. Los compro, leo las noticias y hasta a veces me entero de cosas que no pude enterarme aquí por la blogocosa. Hay diarios que informan seriamente, con esmero. Notas realmente producidas y otros se lo toman más a cachondeo (o en joda como dicen en mi tierra) cuando hablan de estos temas. Saben otra cosa: como vivo en España a veces me interesa leer lo que pasa en Argentina, entonces leo los diarios de ahí como quien estuviera tomándose un cafecito en el centro porteño.

Uno de esos es el diario Clarín, el más grande (creo) pero no el mejor (gusto propio), aún así lo leo. Resulta que en los últimos meses me volví un visitante asiduo a la sección de informática a ver lo que dicen. Observo mucho esfuerzo, mucho empeño, mucha información pero… hay una cosa que me estorba, un quiste, un dolor punzante en los ojos, es como un loop de David Bisbal cantando, no sé como explicarlo: es la puta palabra «ciber».

No podía aguantarme, tenía que decirlo. Sabían que tenía que decirlo.

Cuando en una nota del suplemento de informática del diario Clarín leo la palabra ciber tengo la sensación que me tratan de idiota o de niñito; automáticamente me entra una comezón; se me invierte el estómago y una urticaria asquerosa me nace desde los testículos hasta el cuello. El diario Clarín, más concretamente en la sección de informática todo es «ciber». Un término muy ingenuo, tonto y ultra-fantasioso.

Yo soy (muchos lo saben) una persona tolerante. No me exalto cuando leo surfear en vez de navegar o moverse por Internet, tampoco cuando leo cosas como compu –qué ternura– por «computadora» . Pero este caso ciber me supera, tanto que le dedico un post en la historia de minid.net. Ciber es el grano en el culo que nadie quiere tiene un post en minid.net, jolines.

El dilema

Ciber creo que está más enfocado a la cibernética, o a algo más espacial y tangible que lo que es internet (unos cuantos cables [y satélites] por donde fluye la información), no creo que se pueda aplicar a más cosas que una película mala sobre realidad virtual que a un enrutamiento de paquetes usando el protocolo TCP/IP. Ahora, creo que, sinceramente no es por polemizar, esta gente necesita actualizarse un poco y dejar de lado la palabra ciber. Enserio gente, fuera. Basta de embobar a la población, a los lectores que acuden a leer cosas de interés y ahora se enteran que un virus es un ciberbicho, o que la banda inglesa Chemical Brother hace cibermúsica, ¿de qué estamos hablando?

Cada nota de este suplemento que leo me recuerda a las escenas de la película de los 90 «hackers» (si esa donde sale Angelina Jolie y el chico hacker hace 3D mientras se masturba mentalmente con Angelina) y esas escenas maravillosas de escenarios en 3D al mejor estilo Matrix pasando archivos de un lado al otro con truenos y descargas eléctricas.

No amiguitos, Internet no es un ciberespacio, es más, olvidaros de la idea de enchufarse algo a los ojos y chatear con las manos en el aire, saltar por los edificios sin despeinarse un pelo, eso sale en películas malas de Keneu Reeves.

La pesadilla

No me jodan. No me imagino un post de Enrique Dans diciendo «”El otro día hice una ciberbúsqueda en Google podría darme un infarto. O que Alvy de Microsiervos diga en un post: «Le envié un cibernotificación a su weblog», porqué puedo llegar a tener una embolia o algo así.

Ni en coña vamos.

Ejemplos que se pueden mejorar

No soy el mejor redactor del mundo, pero este caso me llama el deber. No he visto a nadie quejarse de este insulto subliminal. Miren este caso:

Versión original encontrada en el suplemento:

EL SHAREWARE DE LA SEMANA: Contra ciberbichos invisibles

Podría haberse cambiado por:

EL SHAREWARE DE LA SEMANA: Descubriendo virus ocultos

Versión «Esa que me gustaría pero que nunca saldrá»:

RESCATATE FIERA: descartá los códigos malignos

Por una Internet menos naif y más realista. Donde no se lean palabras como compu, ciber.

PD: Hála, ahora envíenme cibercomentarios y no hagan ciberflames ni digan muchas ciberboludeces.


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.