La revancha, la modorra e Internet Explorer

D·M·Lafuente·Scripsit·Date·01/19/2005

Yo uso Internet Explorer la revancha

Y el clamor se hizo notar. Pasó de todo, se dijo de todo y la reacción fue latente por parte de los blogueros. Por cierto, escribo esto mientras me tomo un café en un bar, o sea que no premedito lo que voy a decir sobre la respuesta de Julio Orione el jefe de redacción del diario Clarín.

Julio debió recibir una gran cantidad de correos de todo tipo y, un disparate o un desvarío lo puede tener cualquiera, cualquier día incluso siendo el mismísimo Bill Gates opinando sobre el comunismo. Pero cabe destacar que su postura sigue igual y creo que sigue fallando en argumentos.

Si en una ciudad tenemos que ir armados porque de esa forma tenemos menos necesidad de que nos maten porque nos quieren robar o para caminar más tranquilo por las calles me dice que algo no está bien. Si uno tiene que entrar en una página obligatoriamente con la build número 199293999-N del navegador Mozilla porque la página está enteramente programada para ese excelente y profesional navegador algo me dice que algo no está bien.

Lo correcto debió ser -luego de pensarlo un tiempo- algo así como: él dejó de utilizar Mozilla Firefox porque lamentablemente los sitios que él usa están programados para verse únicamente por Internet Explorer y que éstas instituciones deberían poner énfasis en arreglar las cosas no solamente para que funcionen en Firefox sino correctamente también en IE y otros navegadores.

El señor Orione se podría haber enterado de un problema más grave que un navegador que no muestra una página correctamente. Un problema que afecta a muchos sitios institucionales y que deberían existir la forma de presionar o denunciar estos desperfectos.

Con eso creo que se hubiera explayado mejor, lo digo por la experiencia Google Desktop Search en el cual una sola palabra desencadenó la polémica. No creo que sea grave después de todo uno siempre puede rectificar y corregirse. Yo sigo opinando (sobre el tema Google) que este tipo de Software actúan como programas espías pero no para beneficio de Google sí para los que entran a lugares públicos con intensiones de averiguar cosas. Esto está comprobado y hay cientos de mensajes en Slashdot confirmándolo, pero bueno hoy no le toca a este tema.

El problema no es que uno tiene que dejar de usar su Opera o su Internet Explorer para entrar a esa página, el problema está en esa página que no respeta los medios mínimos de accesibilidad. ¿Somos tontos por usar un u otro navegador? No, porque creo que no debería existir razón alguna del porqué uno tiene que usar algo determinado, sí creo que es recomendable que unos a otros se aconsejen para mejorar su calidad de vida.

Firefox sin dudas es mejorar la calidad con la que se navega en Internet, mi madre que utiliza el ordenador hace 3 años me lo agradeció de por vida cuando le comenté la idea. Mi navegador favorito es Firefox, pero no desprecio otros, salvo Internet Explorer. Internet Explorer no sirve para navegar sino para ejecutar código propietario de Microsoft a escalas que se salen de lo natural o estándar, no mejora la accesibilidad ni promueve la diversidad.

Si Internet Explorer tuviera el 30% de lo que tiene el resto sería no un buen navegador sino algo por el cual le podríamos tener respeto. Pero volviendo al tema, debemos exigir como usuarios, clientes que mejoren y estandaricen las páginas. Si Julio Orione se queda ciego (Dios quiera que no), no creo que pueda utilizar nada para seguir dando clases o operar en su banco si lo que necesitaba era un Internet Explorer de última generación para navegar y operar. Necesitará otro tipo de tecnología que interprete páginas hechas bajo los mismos estándares que tiene por ejemplo ésta que mantengo y escribo yo mismo, sin tener que ser como un banco. ¿Tiene que quedarse ciego o sufrir algún tipo de imposibilidad para ir a quejarse o exigir que mejoren tal página porque no puede usar Internet Explorer? ¿Tiene que llegar a esos extremos? NO! No debería.

Pero aquí estaríamos entrando en otra discusión que es el morro y la despreocupación que tiene la gran mayoría de la gente para con los que tienen discapacidades. Un ejemplo rápido, ¿cuántas veces te has planteado que algo no sirve para gente que tiene discapacidades? Seguramente nunca, los que no sufrimos o padecemos discapacidad solemos ignorar este tipo de incidentes porque no nos toca, ¿pero si nos tocara?. Por eso, si entramos a una página y vemos que no es accesible, no respeta estándares deberíamos exigir como clientes (siempre y cuando tengas algún tipo de compromiso) de que la página sea operativa a niveles mínimos. No importa si se ve sin estilos, mientras se pueda usar es perfecto. Pero cuando observes que necesitas Firefox para navegar algo porque usan Javascript salvaje y freaky para decorar la página pues algo anda mal, lo mismo para el seudo-navegador llamado Internet Explorer.

Julio escribió otra nota argumentando su modorra para con su actividad más vital que es navegar por Internet, sin Internet Julio estoy seguro no podría trabajar cómodamente. Así que, leyendo el sitio de Clarín Informática hoy me encuentro con su nota revancha que se titula: por un ciberespacio más sencillo, donde argumenta que la gente no puede hacer su actividad mínima (navegar) se va de Internet o se cansa.

A eso me refería cuando comenté mi decisión de volver al Internet Explorer. Quiero estar poco tiempo ante la computadora y con la mayor eficiencia. Si tengo que preocuparme porque el nuevo navegador que instalé no abre páginas, o las abre mal, o no me deja navegar por donde necesito hacerlo, mi única opción como usuario es retornar a la herramienta que me sirve mejor.

Volvemos a la metáfora de la ciudad, ¿tendríamos que poner rejas, salir armados para que no nos pase nada? No, en tal caso, nos deberíamos quejar y exigir para que mejoren la seguridad, mejoren la sostenibilidad de la población así la gente no tendría que robar, aunque bueno, este es otro tema que es como la historia del huevo y la gallina.

Je, todo esto me recuerda a la publicidad que de Ya.com sobre el usuario que se quedó en el tiempo:

–¡Uy! ¡Qué biruji!


Puedes disfrutar de otros artículos como éste en el archivo del sitio.